Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

jueves, 30 de diciembre de 2010

Notas tras la reunión en la Academia

Puesto que se ha sabido casi todo de la reunión de la Academia vía twitter, dejo constancia de mis impresiones personales en unas breves notas en el tren de regreso a casa. Son las mías y, por supuesto, no representan nada más que mi visión del desarrollo y apreciaciones personales.

La reunión ha tenido dos partes bien diferenciadas, en una primera se ha abordado el problema de la Ley Sinde y en la segunda se ha avanzado en el análisis de los problemas y servicios que tiene la industria audiovisual en relación a internet y la inseguridad que sienten por la existencia de una alternativa gratuita a cualquier servicio que quiere desarrollarse.

Como ya había manifestado mi principal interés era expresar las deficiencias del proyecto legislativo conocido como ley Sinde, lo que se ha podido hacer de manera correcta y concreta junto con compañero David Bravo, principalmente, ya que ha expresado de manera acertada y clara la cronología en relación a la problemática jurídica de las webs de enlaces.

David ha aportado las resoluciones judiciales recaídas en España, incluyendo aquellas que están pendientes de fallo por haber sido reabiertas por las Audiencias Provinciales, como forma de poner de manifiesto la situación real desde un punto de vista jurídico y judicial.

A partir de ahí se ha desarrollado por nuestra parte una breve explicación para tratar de hacer ver que la ley no sirve para las webs de enlaces e introduce un peligroso mecanismo de control administrativo, que incluso podría ordenar la retirada de un video de un chico interpretando el Bohemian Rapshody en Youtube que he mostrado en el ordenador que llevaba al efecto.

Probablemente la parte más confusa ha sido la relacionada con la intervención judicial, ya que es una cuestión que para un lego en derecho resulta confusa al intervenir efectivamente un juez; si bien no es fácil apreciar el matiz de que ese juez sólo analiza si la medida de cierre o retirada afecta derechos fundamentales, pero en ningún caso analiza si la web vulnera o no derechos de propiedad intelectual.
 
Tras alguna que otra ida y venida creo que ese aspecto también ha sido explicado satisfactoriamente y se ha entendido lo equivocado de ese procedimiento.

Personalmente he preguntado a Alex de la Iglesia si había entendido las objeciones y ha respondido que si aunque no había alcanzado una conclusión sobre las mismas.

En otro turno de palabra le he solicitado que aclarase que si, en el caso de alcanzar la conclusión de que teníamos razón respecto de la ley, actuaría de alguna manera o lo haría llegar a los responsables de tramitación de la norma, a lo que ha respondido afirmativamente con algún matiz.

Le he recordado el problema del tiempo, puesto que la aprobación de la ley parece ser inminente, en apenas 20 días) y me he quedado con la impresión de que entiende esa problemática, aunque no se ha concretado nada en lo que a acciones o movimientos se refiere.

Igualmente se han expuesto las posibilidades de que disponen los titulares de derechos, manifestándose que es posible que no sea necesario cambiar la ley para cerrar las webs de enlaces, bastaría con articular el mecanismo jurídico adecuado.

A partir de ese momento, y en mi opinión agotado el debate sobre la Ley Sinde (aunque ha vuelto en alguna otra ocasión de manera anecdótica), la conversación ha derivado hacia aspectos más relacionados con la situación de la industria y las posibilidades en internet. Si bien he seguido atentamente la exposición de todas las partes, en este punto los abogados hemos cedido el protagonismo al resto de los presentes, con independencia de que se produjesen intervenciones puntuales tanto de David Bravo como de Josep Jover o mías.

Creo que ha habido entendimiento en que debe cambiarse el trato que se da a los usuarios y en que es hora de apuestas decididas por nuevos modelos en la red, pero seguramente otros podrán expresar mejor esa parte de la reunión.

Por parte de la Academia creo que hay satisfacción porque se les ha caído el prejuicio sobre las críticas o las razones de la misma a este proyecto, pero era eso, un prejuicio que podría haber desaparecido hace un año de haber preguntado por las reacciones que se generaron. Creo que por ese prejuicio se ha desperdiciado un año en el que podrían haberse generado encuentros o debates suficientes para que esta ley no estuviese a punto de ser aprobada "por lo civil o por lo criminal".

Desconozco los movimientos que ahora pueden surgir desde la Academia y si las razones expuestas harán que se posicionen en contra de la ley en su redacción actual, solicitando su modificación o retirada, o por el contrario se mantendrá al margen de la tramitación de la misma.

Por el lado bueno la constatación de que para todas las partes la Ley de Propiedad debe ser revisada y adaptada, incorporando y respetando todas las opciones, pero ello en el foro adecuado, cual es el Congreso de los Diputados y la subcomisión creada al efecto con intervención de todos los afectados o intersados que sea posible.

Conclusión personal, pues un poco confuso. Ahora mismo creo que existe una apuesta política tan fuerte por aprobar la Ley que dudo que el Partido Socialista atienda a razones y la retire fomentando inmediatamente un debate que resulte en una nueva ley de propiedad intelectual antes de finales de 2011. (Creo que sería posible). ¿Es bueno que salga la ley como está? ¿es bueno que se modifique algo? ¿o lo mejor es que no salga nada?

Creo que, evidentemente, lo último es lo mejor pero estoy muy pesimista sobre esa posibilidad, y cualquiera de las otras dos opciones no parecen del todo buenas, la primera porque es un absurdo de ley, posiblemente inaplicable y la segunda porque en 20 días es casi imposible modificarla de tal forma que salga algo aceptable.

A favor de que no se apruebe debe estar el que, en caso de aprobarse, faltaría el desarrollo reglamentario y entrada en vigor, dotación presupuestaria, etc., etc., lo que genera un horizonte de unos cuantos meses que sería mejor que fuesen aprovechados en empezar de cero y analizar el problema en profundidad, pero ahora mismo no tengo una respuesta clara sobre la mejor de estas opciones.

Por último quiero agradecer las muestras de apoyo y confianza que he recibido y espero que se haya entendido en todo momento mi actuación. De igual manera agradeceré los comentarios y críticas hacía mi actuación en todo este asunto.

14 comentarios:

  1. Hola David,

    espero que la reunión sirva como mínimo para que hayan podido entender que la Ley no sirve para una de sus mayores reclamaciones: ir contra las webs de enlaces con ánimo de lucro.

    Al menos hay que extraer lo positivo, han realizado una reunión de la que pueden extraer cosas siempre y cuando haya voluntad para ello. Además, que esta vez hayáis ido abogados es siempre una ventaja a la hora de discutir los aspectos legales de la norma, más allá de críticas motivadas por las interpretaciones subjetivas de las personas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu transparencia y molestarte en escribir esta crónica y tus impresiones.

    Dices que: igualmente se han expuesto las posibilidades de que disponen los titulares de derechos, manifestándose que es posible que no sea necesario cambiar la ley para cerrar las webs de enlaces, bastaría con articular el mecanismo jurídico adecuado.

    Esto me deja un poco pensando que... ¿les habéis dicho que habría otra manera de cerrar webs de enlaces y que todavía no han utilizado, dejando así el misterio en el aire?

    ResponderEliminar
  3. Excelente resumen, David. Y gracias por tu interes y dedicación.

    Comparto tu opinión en que, lo mejor es que no salga nada. Pero puestos a entenderse, pienso que será precipitado que el Gobierno intente aprobar "lo que sea" y "cuando sea" en el menor tiempo posible.

    Llevado al terreno político puede ser un auténtico desastre, y pienso que quizá por este motivo, la Sra. Sinde ha pedido ayuda al Sr. De la Iglesia. No parece malo despolitizar el asunto. Pero en cuanto que ingrese la propuesta en el Senado, será como si hubiera entrado en el circo.

    Saludos cordiales.
    tip

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias David por tus comentarios jurídicos sólidos, tus aportaciones y las ganas de trabajar a favor de la sociedad y encima con transparencia.

    ResponderEliminar
  5. Me sumo a las felicitaciones y agradecimientos.

    La pelota está en el tejado del legislador. Ojalá se sumen más voces al, creo, clamor contra la reforma proyectada.

    Un saludo y buen trabajo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen trabajo David y gracias por estas notas.

    Como ya se ha dicho arriba, lo positivo de esta reunión es que se sepa que este debe ser un debate sosegado y sin prejuicios y que precisamente por culpa de la falta de estas dos cualidades finalmente saldrá una ley defectuosa, de compleja aplicación y de dudosa eficacia.

    Enhorabuena de nuevo. Feliz Año David!

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias David.
    Hay que tener en cuenta que hay mucha oferta y muy poco tiempo para poderla visionar. (y no digamos para la gente que vivimos rodeados de cines en centros comerciales y que nos gusta el cine de autor)
    Una web, con precios muy módicos (1 o 2€) para ver peliculas en reestreno y clásicos del cine.... se forraría..... idea para la indústria

    ResponderEliminar
  8. David gracias por luchar por una ley mejor.

    ¡Ojalá todo esto sirva para que podamos mejorar la ley de protección intelectual!

    ResponderEliminar
  9. David, yo se que tu no estabas allí con intención de representar a nadie, pero la portada de los diarios es "La academia se reune con los internautas".

    Ya tiene sus portadas, nosotros no hemos conseguido absolutamente nada.

    Estando tan fuertes es absurdo darles algo que ya se les había dado: explicaciones sobre el funcionamiento de internet y del mercado. Nada mas, no se ha sacado nada mas que una foto.

    ResponderEliminar
  10. Entiendo que vuestra labor y, aparentemente, la de Alex de la Iglesia han sido ejemplares, pero creo que esto ya se ha ido de las manos de la cordura y ahora entra en el submundo de la negociación política y que todo está decidido.

    PP o CiU llegarán a un acuerdo con el PSOE y Gobierno para sacar adelante cualquier monstruosidad, basta con que acepten alguna modificación al texto para que se note la influencia (el caso de PP) o pago por los servicios prestados (caso de CiU).

    Por otro lado, el mundo de la "cultura" tiene ahora dos frentes Alex (La Academia) con un tono reconciliador y los creadores crecidos como Alejandro Sanz y otros muchos que han ido apareciendo en los medios con su postura inequívocamente a favor de la ley tal y como se presentó en el Congreso, ley que además marcan como blanda.

    De todas formas: esperanza, y suerte.

    ResponderEliminar
  11. Es labor de los abogados hacer ver a nuestros clientes que, a veces, lo que plasman por escrito en un contrato no va a surtir los efectos deseados. En este caso no hablamos de contratos, sino de leyes; ni de clientes, sino de todo un sector; pero llegados a estos derroteros, la necesidad de contar con expertos en propiedad intelectual se hace patente más que nunca. Que actúen sin ánimo de confrontación. Que busquen, simplemente, que las cosas se definan bien. Y que hagan lo que les es propio: dar asistencia letrada. Ayer te tocó a ti, y lo hiciste... vayan desde aquí mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  12. Queridos amigos,

    Mucho ánimo porque cualquier esfuerzo es poco. Se ha logrado levantar una cortina de humo sobre los graves problemas constitucionales que presenta esta Ley, y es necesario que se siga haciendo pedagogía para que aquellos que no son estudiosos del Derecho puedan comprender los vicios de este proyecto normativo.

    Particularmente creo que, aun cuando no esté afectada la libertad de expresión, la sola atribución de estas competencias de "restitución de la legalidad" a un órgano administrativo cuando se trata de derechos privados -como es el caso de la propiedad intelectual-; supone una quiebra de la reserva de jurisdicción del 117.2 de nuestra Constitución y olvida el principio básico de separación de poderes que inspira aquella.

    Por si resulta de vuestro interés, en mi blog dejo algunas consideraciones al respecto (http://inpurisnaturalibus.wordpress.com/2010/12/27/desnudando-la-ley-sinde/) y también he colgado mi tesina de máster, la cual dedico al estudio de las garantías constitucionales de la libertad de expresión en Internet y cuyo último capítulo dedico al análisis de la LSSICE y de la Ley Sinde.

    Un abrazo y andando haremos camino,

    Germán T.

    ResponderEliminar
  13. Hola David solo una cuestión que me ha dejado mosqueado al leer tu estupenda crónica.

    Lo de: "Personalmente he preguntado a Alex de la Iglesia si había entendido las objeciones y ha respondido que si aunque no había alcanzado una conclusión sobre las mismas."

    En que contexto estaba este comentario?.

    ResponderEliminar