viernes, 26 de abril de 2013

¿Puedo espiar a mis hijos? ¿Es legal? ¿Qué medios electrónicos puedo usar?

Es una pregunta frecuente en conversaciones con familiares y amigos, ¿tienen los padres derecho a espiar a sus hijos?

Son cada vez más las aplicaciones informáticas y otros medios que se pueden instalar en los ordenadores y móviles que se usan con la finalidad de saber lo que hacen y tener un control sobre ellos.

Realmente son aplicaciones tipo keylogger, de recopilación de urls, de geolocalización, etc.

Lo curioso de la pregunta es que lo suelen plantear quienes de jóvenes más se rebelaban contra el control paterno, generalmente con el argumento de que "esos eran otros tiempos". Claro. Y que sabían lo que hacían fuera de casa...

La cuestión es sencilla pero polémica, sobre todo para los padres, que no terminan de aceptarla.

Los niños, y menores de edad en general, son titulares de derechos desde el nacimiento. Así lo reconoce el Código Civil, artículo 30:
"La personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida [...]"
Y desde ese momento son titulares de derechos, entre otros los conocidos como derechos personalísimos. Otra cuestión es que como son menores no tienen capacidad de obrar y esta debe ser suplida por los padres o tutores.

Por lo tanto, los menores tienen derecho a la intimidad en toda la extensión posible del artículo 18 de la Constitución.
Así, además se garantiza en la LO 1/1996 de protección jurídica del menor, vía artículo 4:
"1. Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones.

5. Los padres o tutores y los poderes públicos respetarán estos derechos y los protegerán frente a posibles ataques de terceros."
Pero por otro lado, y este es el punto de discusión, los padres como titulares de la patria potestad deben ejercerla (art. 154 Código Civil)
"La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a su integridad física y psicológica.
Esta potestad comprende los siguientes deberes y facultades:
  1. Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
  2. Representarlos y administrar sus bienes."
Así los padres deben velar por ellos, educarlos y procurarles una formación integral, y para poder desarrollar eso, ¿hasta donde pueden inmiscuirse en la vida del hijo?

Podemos ver varios ámbitos, en función del tipo de vigilancia o control:

- Sistemas de filtrado de contenidos:
 
A mi juicio, sería legítima la instalación de sistemas de filtrado de contenidos, pues como reconoce el artículo 5 de la LO 1/1996:
"1. Los menores tienen derecho a buscar, recibir y utilizar la información adecuada a su desarrollo.

2. Los padres o tutores y los poderes públicos velarán porque la información que reciban los menores sea veraz, plural y respetuosa con los principios constitucionales."
Y ello a pesar de que el propio artículo 2 de la LO 1/1996 establece que:
"Las limitaciones a la capacidad de obrar de los menores se interpretarán de forma restrictiva."
Así tiene sentido limitar su acceso a ciertos contenidos de la red en base a los principios expuestos, con el fin de velar por los derechos reconocidos, al igual que se vigila el acceso a materiales fuera de internet de contenido pornográfico o violento.

- Sistemas de geolocalización:

Son aplicaciones que usando los datos de GPS del teléfono, por ejemplo, indican en un momento dado la posición en un mapa o envían alertas a los padres.


Lo mismo puede decirse de las aplicaciones de localización, si bien la afectación de la intimidad puede ser mayor que en el caso anterior, en la medida en que por ser actos de mera localización no supongan una injerencia también en el secreto de las comunicaciones.

En cualquier caso, entiendo que sería previo el conocimiento del menor a la instalación por parte de los padres, con el fin de que conozca su existencia, además de la posibilidad de deshabilitarlo.

- Revisión de urls de navegación:

Una de las principales fuentes de información puede ser la revisión de las urls visitadas en el historial del navegador. Incluso el autocompletar de la barra de búsqueda de Google puede dar una idea de los sitios y la información visitada.

Entiendo que los padres sí podrían revisar el historial de navegación siempre que se haga desde un perfil de usuario abierto y sin contraseña. Es decir, que el menor use un usuario compartido con los padres, etc.

Si el acceso al historial implica uso de otros medios, tipo acceso desde cuenta de administrador, etc., a mi juicio no se vería justificado y constituiría una vulneración de la intimidad.

- Keyloggers, sistemas interpuestos, logs en el router, etc.:

Estos sistemas, por lo general, no son comunicados al menor en su instalación por lo que su empleo será sin el conocimiento del menor.

El menor debería saber, como mínimo que existe la voluntad de emplear estos medios, para al menos salvar una posible afectación a la intimidad. Pero, si se admite esto, se daría la paradoja de que se le ponen a su disposición unos medios que no puede emplear como herramienta para su relación con los demás sin renunciar a su intimidad.

No es como el caso de los trabajadores. Los menores en principio sólo tienen acceso a los equipos que sus padres les proporcionan, por lo que entiendo que la solución pasa por la total ilicitud de los mismos.

Los padres no pueden instalar estos sistemas en los equipos que proporcionan a los menores.

Acceso a perfiles en redes sociales:

Evidentemente si el menor difunde su propia información en internet no habría afectación a su intimidad porque el padre pueda acceder al perfil de la red social cuando esta sea abierta o esté así configurada.

El Tribunal Supremo, por ejemplo (pdf), ha admitido el derecho del padre a grabar la imagen de los hijos menores (y de la mujer) con cámaras cuando no se invade la intimidad, por ejemplo poniendo cámaras en el exterior porque 
"[...] el concepto de intimidad personal [...], compuesto por datos y actividades que conforman la particular vida existencial de cada persona y autoriza a preservarla de las injerencias extrañas, salvo que medie autorización libremente practicada, en cuyo supuesto el circulo se abre y la intimidad se comunica, y como es lógico no es la misma para todos, ya que cada persona tiene su propia intimidad, que actúa como privacidad en exclusiva, a la que acompaña la condición de ser excluyente pormandato constitucional"
"El supuesto enjuiciado, la captación de la imagen de la recurrente en la forma y lugar dichos, no implica invasión alguna a la intimidad de la misma, no constituye injerencia en ese ámbito reservado e intimo de la persona, por lo que es ajustada a derecho la sentencia recurrida al desestimar la pretensión actora."
Es decir, en el espacio público, virtual o real, no hay injerencia en la intimidad si la finalidad es legítima.

Si la red es cerrada, no accesible desde una url a usuarios no registrados, los padres no deberían poder acceder a la misma. Excepto que el menor lo admita, bien cediendo sus propias claves, bien admitiendo a los padres en el círculo en el que comparte.

Tampoco sería legal, como de hecho sucede, hacerse pasar por otro menor para ser incluido en el círculo en el que el hijo comparte sus contenidos, pues de esa forma se estaría violentando igualmente sus derechos como persona.

Conclusión:

Los menores tienen derecho, reconocido en la constitución y en las leyes, a la intimidad y al secreto de las comunicaciones, por lo tanto sólo en el caso de que no se lesionen estos derechos pueden emplearse medios de control por parte de los padres.

Muchas de las aplicaciones que se venden y promocionan se hacen con un fin que puede parecer bienintencionado, pero realmente suponen prácticas ilícitas

Teniendo en cuenta estas cuestiones, es evidente que los padres no pueden intervenir las comunicaciones del menor o invadir su intimidad empleando estos medios pues el menor es objeto de protección.

Y esta obligación de protección alcanza especialmente a los Fiscales de menores por lo que alguna medida deberían tomar ante los anuncios de este tipo de aplicaciones en relación al uso propuesto.

22 comentarios:

  1. Ya, pero siempre puedes decirle: "todo lo que hagas en mi casa he de saberlo" Y con ello, si quiere hacer cosas privadas, ya le habré advertido.

    Creo que es un error legislar la educación que un padre quiere dar a sus hijos o el control que quiera ejercer sobre ellos. Es cierto que hay padres más controladores y padres menos; pero si el estado quiere concederles unos derechos que los padres no quieren, entonces el estado debería ser responsable de las consecuencias.

    Imagina que con sus contraseñas se está conectando con una red terrorista y los padres ni siquiera pueden saberlo. En caso que el chaval cometa un delito, ¿serían responsables los padres si no han podido ni siquiera saber con quién estaba hablando desde dentro de su propia casa?

    Como sabes, no soy abogado; pero me "rasca" que me digan la libertad que he de dar a un hijo conectado al PC.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De padres imbéciles hijos similares, porque debe tener un nene mal criado con siete años un teléfono? estamos idiotizando a nuestros hijos por predicarles las modas patéticas que van a tener fuertes consecuencias, si tienes que espiar a tu hijo en la red no le pongas en sus manos esa tecnología tan nociva que no comprenden los riesgos que conlleva.

      Eliminar
    2. De padres imbéciles hijos similares, porque debe tener un nene mal criado con siete años un teléfono? estamos idiotizando a nuestros hijos por predicarles las modas patéticas que van a tener fuertes consecuencias, si tienes que espiar a tu hijo en la red no le pongas en sus manos esa tecnología tan nociva que no comprenden los riesgos que conlleva.

      Eliminar
  2. Coincido en que se trata de un exceso legislativo. Cierto es que no se puede esperar que un niño tenga una expectativa de privacidad tal que mantenga alejados a sus padres de las actividades que realiza, al tiempo que no advierto colisión con un marco de educación familiar.
    Pablo Daniel Moyano Ilundain

    ResponderEliminar
  3. Javier Hernádez Bravo30 de abril de 2013, 6:13:00 CEST

    Pues es un tema controversial, ya que a pesar de la tecnología y los medios para espiar a los hijos, el problema real es la educación y la comunicación que dan los padres, y en efecto, más bien se podría aplicar para seguridad de los hijos, como el caso del GPS, con un debido control para la privacidad de quien lo usa.

    ResponderEliminar
  4. Se plantea un tema muy interesante. Es cierto que la preocupación y el miedo es libre, y más si hablamos de la educación y el devenir de nuestros hijos. Me parece un tanto desmesurado legislar la educación y el control de un padre sobre un hijo.

    De todos modos, aunque prevenir es curar, el ser humano sólo aprende cuando se busca las castañas por si mismo, aunque ello signifique darle más libertad a los hijos y poco a poco perder el control sobre ellos. Sin duda, un tema complicado.

    ResponderEliminar
  5. A todos vosotros que estáis defendiendo el espionaje de los hijos por parte de los padres, se os debería caer la cara de vergüenza.

    No podéis suplir (lo dicen las leyes) ni la falta de educación que aportáis a vuestros hijos ni la falta de dialogo hacia ellos desde la ilegalidad. Estáis perdiendo toda la legitimidad de vuestro discurso.

    Si no os fiáis de vuestros hijos, no les permitáis el acceso a equipos informáticos. Si al hacer esto no les dais ninguna explicación, os ganareis su rencor y no ganaréis nada, ya que podrán utilizar cualquier ciber o equipo de algún amigo. Si por el contrario les explicáis que no os fiáis de ellos, seguiréis ganandoos su rencor.

    Aprended a educar a vuestros hijos. Si no lo conseguís, siempre podéis aprender informática para poder restringir la utilización que se hace de un equipo (eso si que es legal) y si no sois capaces de educar ni de aprender informática, asumid que vuestros hijos harán lo que quieran con los ordenadores o smartphons.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Chapeau por el último anónimo.

    Yo no lo habría dicho mejor, así que no lo haré. :-D

    ResponderEliminar
  7. Es necesario conocer lo que hacen los menores de edad por parte de sus padres o tutores, pero espiarles no es el mejor sistema.
    No depende de si es legal o no, sino de poder realizar una correcta educacion.
    Seguramente si se estan planteando esta solucion, es por que ya han fallado en la educacion, pero es un buen momento para explorar otras vias de educacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,yo tengo una duda, me presento, me llamo Gabriel y tengo 14, me metí con la marihuana hace casi 11 meses, y mi madre descubrió todo, y me pidió el celular y las contraseñas de todas mis redes sociales para revisarme todo lo que hago y no me deja salir de casa, es legal eso que hizo? Porque me obligó a darle las contraseñas amenazandome de golpearme hasta mandarme al hospital pero aunque se que ella no me podría ganar le di todo por miedo de mi padre..

      Eliminar
  8. Por un lado, la educación no solo la dan los padres, que yo sepa. Sin meterme en pros o contras, también los maestros educan, también los amigos educan, el resto de los familiares, etc. en resumen, todo aquello a lo que es (y muy) sensible el menor y que influye poderosamente en su respuesta y por lo tanto en su comportamiento. Seguro que alguien podría teorizar sobre el control que puedan tener los padres sobre el entorno del menor pero en la práctica es más bien limitado por lo que tanto en la "mala educación" como en la buena, no serían los padres los únicos responsables.
    Pero la ley siempre tendrá en el punto de mira a los padres (fáciles de imputar). Habría que averiguar si el legislador y en consecuencia, el juez, no se estarían arrogando más poder del que ya tiene/n.
    Por otro lado, ningun juez que sea padre dirá que seguir los pasos de un hijo que en la calle, un momento dado no sabe de su paradero sea "espiarle". Aplíquese de forma similar en el mundo virtual, por favor.
    Y para concluir, según la RAE: "Espía: Persona que con disimulo y secreto observa o escucha lo que pasa, para comunicarlo a quien tiene interés en saberlo". Si yo rastreo por donde ha estado "navegando" mi hijo, no lo estoy espiando, lo estoy controlando y por lo tanto, protegiendo, que es mi obligación. Y el que sea padre (o madre) que decida. fin.

    ResponderEliminar
  9. Y otra cosa: Utilizando de forma correcta la palabra espiar: yo espiaría la caterva de posibles desgraciados que puedan estar "al otro lado" cuando mi hijo, incauto, está "online" y para esto solo hay una forma de hacerlo. Esta vez si, fin (perdón).

    ResponderEliminar
  10. yo tuve una experiencia desagradable con este tema, a una amiga de mi hija la espiaba su madre y claro está a la vez a mi hija que contactaba con ella, yo me quedé horrorizada con que una tercera persona espías también las conversaciones de mi hija y la advertí, como madre, el resultado fue que mi hija se lo comento a su amiga de más confianza y está fue a contárselo a la madre que espiaba a todas, resultado las amigas de mi hija la aíslan increíble no, por favor espero vuestras respuestas, que tendría que haber echo yo ante esta situación.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Da miedo cómo para muchos padres la protección equivale al control. Yo no comprendo por qué los padres tienen tanto miedo de que los hijos sean personas por y para sí mismas. Es cierto que hay muchos peligros y mucha información rondando por internet y por la vida, pero éstos son los tiempos que vivimos y creo que es mejor educar a los hijos para que tengan espíritu crítico y busquen ser constructivos con lo que hacen (aun si eso implica explorar cosas que a los padres les den miedo). También es importante amarlos. Me apuesto un brazo a que el desamor que sienten los hijos de parte de los padres -desamor que a veces los padres expresan diciendo burradas como esto de "te controlo porque te quiero"- es la principal razón por la que los hijos terminan metiéndose en cosas raras, sea en internet o sea en el mundo físico. Y espiar a tus hijos no es amarlos, al contrario: eso sólo hará que te vean más y más como a un enemigo.

    Yo les comparto esta opinión porque empecé a hablar con "desconocidos" en internet a los 10 años, siempre usando muchísimo criterio para escoger a mis amistades electrónicas. He llegado casi a los 25 sin haber pasado NINGÚN incidente desagradable: nunca me fugué con un tío que fuera tratante de blancas, nunca me metí en drogas, nunca nada de nada; al contrario: conocer gente en internet amplió mi mundo.

    Sin embargo, a los 19 -ya ni era menor de edad- mis papás me pusieron un keylogger en la computadora. ¿Creen que les he perdonado eso? Ahora 24 -casi 25- mi papá me abre las gavetas, hurga mi armario y se pone a leer mis textos privados. ¿Creen que les voy a perdonar eso? ¿Creen que eso me ha acercado más a mis padres, que me ha hecho confiar en ellos, que me ha hecho alejarme de las conductas que ellos desaprueban de mí y de las cuales supuestamente quieren protegerme?

    Lo malo de la "protección" parental entendida como control es que no tiene límites. Los padres dicen proteger a los hijos, pero ¿quién protege a los hijos de sus padres?

    Me apena de verdad que tanta gente defienda la invasión de la privacidad de los hijos. Les apuesto el otro brazo a que eso no va a mejorar EN ABSOLUTO su relación con sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te fijas, sólo hace falta cambiar la palabra "padres" por "pareja" y ya nadie tendría dudas acerca de lo que es legal, ético o delictivo.

      Todo este control viene de la idea de que los hijos son propiedad de los padres y también de la famosa frase "¡Mientras vivas en mi casa...!". La primera vale para cuando eres menor de edad y la segunda para cuando ya no lo eres pero no puedes independizarte aún.

      Y cuando te independizas, como bien dices, ¿qué es lo que queda sino decepción sobre cómo te han tratado? Y aún querrán que vayas los domingos a comer con ellos la paella... :-P

      Eliminar
    2. Muy bien dicho, todo.

      Eliminar
  13. En caso que tu hijo es menor de edad puedes instalar una app de rastreo móvil en su dispositivo y recibir todos los datos de su telefono a su cuenta en linea.
    Informate más aquí
    http://espiar-whatsapp.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una VERGÜENZA lo que dices, si crees que con presionarlo y tenerlo con miedo va a llevarlo por el "buen" camino, vas lista.
      Lo que nos queda por aprender...

      Eliminar
  14. Todo depende de su pais y sus leyes... existe una gama aplia de las apps de rastreo y monitoro móvil que le permiten vigilar el whatsapp de su hij@ con gran facilidad http://whatsappespiarapp.com/ .

    Sin embargo, antes de hacer una compra te recomiendo que para obtener más información sobre el tema

    ResponderEliminar
  15. Yo siendo adolecente creo que es una absoluta falta de respeto que invadan mi privacidad,mis papás quieren que le de la contraseña de mi celular y me parece absurdo, y me parece una falta de confiaza

    ResponderEliminar