jueves, 4 de septiembre de 2014

Reseña: prueba electrónica y Proceso 2.0

"El arte del Proceso es, en realidad, el arte de la Prueba"
Jeremy Bentham (citado en pg 90)
Las profesiones jurídicas, tal como las entiendo, implican muchas horas de estudio y lectura. Así que con el tiempo vamos recopilando muchos libros y textos interesantes. Quiero aprovechar para incluir pequeñas reseñas de estos textos en el blog, esperando que sirvan para dar difusión y también como recopilatorio posterior.

Empiezo, con un tema que estoy estudiando bastante últimamente, con "Prueba Electrónica y Proceso 2.0" del Doctor Federico Bueno Mata, profesor de la Universidad de Salamanca y organizador de Fodertics.

- Datos -

Título:  "Prueba Electrónica y Proceso 2.0"
Editorial:  Tirant lo Blanc

Tipo: Obra individual derivada de tesis doctoral.
Paginas: 291 (con anexos)
Precio: 27 euros (17 en ebook)

El libro se puede comprar en la web de la editorial, en este enlace.

Especialmente recomendado para: Procesalistas e interesados en prueba electrónica.

Valoración: 7.5/10

- Comentario -

Aborda un tema que cada vez resultará mas importante, como es el del tratamiento de las pruebas que están en soporte digital por parte de los operadores jurídicos.

La monografía deriva de la tesis defendida por el propio autor y por la que obtuvo el premio extraordinario de Doctorado. Ello motiva que se incluyan abundantes referencias y notas de citas y muchísima bibliografía, así como bastante jurisprudencia sobre la materia. E implica rigor y profundidad.

También, desde el punto de vista del estilo, se nota en la redacción ese origen académico, aunque he de decir que me ha parecido cómodo de leer, con gran claridad y bien articulado.

Algo que suele suceder con las tesis doctorales o los libros académicos, como este, es que aspectos prácticos concretos y problemas que vivimos de primera mano en los tribunales no se recogen (por ejemplo el uso del notario y el aseguramiento de la prueba en las conclusiones, pg 272), pues el pensamiento teórico no siempre describe con precisión no siempre alcanza la realidad que vivimos en los juzgados. ("La realidad siempre supera a la ficción" que se dice).

Ahora bien, ello queda compensado por el tratamiento integral de una cuestión que sólo está empezando a plantearse en los tribunales y en la que, además, ni todos los abogados ni todos los jueces están especialmente versados en ella y será fruto de ajustes por parte de todos los operadores. Trabajos como este son necesarios para ir marcando caminos interpretativos.

El libro se divide en 3 capítulos, el primero sobre la informatización de la administración de justicia. Es bastante habitual en los libros sobre prueba electrónica incluir un apartado sobre esta cuestión, aunque personalmente no me resultan interesantes. Que la tramitación electrónica del expediente judicial, el uso de medios informáticos adecuados, etc., debería ser una realidad y no un futuro que no se atisba son cosas evidentes.

Como digo, no es que sea un fallo de este libro concreto, al parecer en los libros que tratan la cuestión, no sé si por buscar otro público en los funcionarios de justicia, se incluye un capítulo sobre esta materia, pero personalmente no los veo muy estimulantes.

El segundo capítulo se dedica a la definición de "prueba electrónica" con bastante detalle sobre lo ejemplos de casuística en todos los órdenes jurisdiccionales.

Y el tercer capítulo, posiblemente el más práctico para el abogado, sobre el uso de la prueba electrónica en el procedimiento civil, que dado su carácter supletorio completa las lagunas del resto del ordenamiento.

Aunque hay varios aspectos que no comparto, pues creo, por ejemplo, que el uso de la figura del documento electrónico según los parámetros de la Ley de Firma Electrónica ofrece cobertura suficiente para casi todo lo que se plantea en formato digital, lo cierto es que el libro resulta interesante y estimulante para quien quiera profundizar y mejorar en el tema.

Por eso me parece un libro muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada