Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

jueves, 19 de marzo de 2009

No hay quien lo entienda

La imagen de la izquierda es una fotografía tomada en Santiago de Chile, calle Diego de Velásquez (sí, con s).

Si tenemos en cuenta que en la Ley de propiedad intelectual chilena (pdf) no existe ni remotamente algo parecido a nuestra copia privada dentro de su catálogo de excepciones, es imposible explicarse como la misma empresa puede mantener esa publicidad y en nuestro país encabezar iniciativas (swf) que apuntan en un sentido diametralmente opuesto.

En España, aún tenemos margen (menos con cada reforma) para discutir la adecuación de la conducta consistente en compartir ficheros a traves de redes P2P a legalidad, pero este debate es implanteable en Chile, como decía.

La única explicación es que Telefónica apueste por el copyleft en Chile más de lo que apuesta en España. O que donde es un operador no tan mayoritario tiene que ganar clientes sea como sea.

Además es curioso como en España se apuesta por la Banda ancha 1.0, mientras que se define a la 2.0 como aquella que no tiene restricciones.

Esta publicidad me trae a la memoria las consideraciones del Tribunal Supremo americano en el caso Grokster (pdf), donde uno de los fundamentos esenciales de la condena final venía por la publicidad que se hacía del servicio.

En fin, que esto no hay quien lo entienda...