Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

lunes, 23 de febrero de 2009

Debate sobre la cadena perpetua

Asisto estupefacto al (falso) debate sobre la modificación de la Constitución a los efectos de contemplar la posibilidad de la Cadena Perpetua como una de las penas dentro de nuestro Código Penal.

No me preocupa tanto el que el tema de la cadena perpetua sea objeto de debate, que siempre está bien debatir los conceptos e ideas, como la forma en que se está planteando el mismo y también quién lo está planteando.

Por un lado, en nuestro ordenamiento jurídico no se contempla la cadena perpetua, ni las medidas que no sean correctoras y tendentes a reintegrar en la sociedad a quienes cometen un delito, no por un mero capricho o una decisión arbitraria, sino porque ello es un reflejo de unos principios éticos y de conducta y reflejo de unos valores humanos concretos.

Los penalistas, y en general la filosofía del derecho, lleva siglos definiendo cuales son los medios adecuados para, en primer lugar, desincentivar el delito, en segundo lugar para reparar el daño causado y en tercer lugar para no excluir de la sociedad a las personas una vez cumplido su castigo.

En grandes lineas estas son las preocupaciones de un sistema de pensamiento jurídico que se ha preocupado en definir el sistema punitivo de los estados modernos a partir de la Ilustración.

Es decir, la regulación contenida en los sistemas penales modernos, incluído el nuestro, es fruto de la reflexión y del estudio, en definitiva, de la ciencia jurídica.

Las razones contra la cadena perpetua están estudiadas y documentadas, toda vez que ni impiden la comisión de más delitos, ni resuelven el problema de las personas que los cometen si bien es verdad que no siempre dejan satisfecha a la victima o sus familiares.

Sin embargo, a la luz de desgraciados hechos cometidos por lo más abyecto de nuestra sociedad, se erigen los familiares de las víctimas en postuladores de la defensa de la cadena perpetua como herramienta para mejorar nuestro sistema punitivo.

Su discurso se elabora desde el sufrimiento directo por la pérdida de un ser querido, no desde la reflexión y el estudio de la cuestión con la lectura y análisis de los trabajos y estudios de los investigadores del derecho penal y la filosofía del derecho.

No se aportan ni datos, ni consideraciones de tipo criminalístico, ni análisis, ni las razones por las que esa decisión es la mejor que se puede adoptar, simplemente se elevan al púlpito de la opinión pública con la "autoritas" que otorgan los acontecimientos.

Y no me sorprende que sea un predicador quien abandere esta forma de opinar o entender, pues en cierta forma todo esto es una versión del debate ciencia-religión.

Y en esta linea me preocupa mucho mas todavía que se realicen llamadas apelando al voto a los efectos de justificar las posiciones propias y sobre todo en la seguridad que se manifiesta de que ello tendría resultados, cuando lo cierto es que ninguno de los partidos políticos con representación parlamentaria ha acogido la medida en el pasado, y siendo que este país, en su conjunto, y los familiares directamente afectados en particular, han sufrido tragedias de similar naturaleza en el pasado, y habiendo estado la medida en la mente de muchos.

Lo que habría que exigir a quienes plantean el debate y la postura favorable a la cadena perpetua es que expresen claramente los datos y razones por los que su tesis debe ser adoptada, de tal forma que sus posiciones puedan ser estudiadas, analizadas y rebatidas. Amparándose en la empatía con su dolor no sirve a los efectos de discutir, no al menos en una sociedad dónde la razón debe estar por encima de otras consideraciones. Lo que hay que exigir es que se aplique método científico.

El problema es que nadie, entre los que tienen la obligación legal de hacerlo, se preocupa por explicar adecudamente que significan estos postulados y las razones subyacentes, y podemos encontrarnos en un debate sobre esta reforma constitucional en la que muy poca gente tiene la información pero deciden un montón de personas guiadas no siempre por los mejores deseos humanos.

Sinceramente lamento profundamente la muerte y desaparición de cualquier persona y me parece injusto que ello suceda, por sus allegados y porque sus vidas son siempre más valiosas que las de aquellos que se quedan, pero ello no obsta a que si queremos ir más allá y plantear alternativas a la situación actual ello se haga desde la razón y no desde las tinieblas de las emociones.

Por desgracia, cada vez creo más que estoy en el bando que tiene todas las batallas perdidas y con una opinión pública cada vez peor formada no creo que el panorama vaya a mejorar.

27 comentarios:

  1. Buenas David!

    Iba a escribir sobre el tema, pero lo que voy a hacer es recomendar encarecidamente a la gente que lean esta entrada. chapeau!

    ResponderEliminar
  2. Ya que no existe la ley del ojo por ojo...por lo menos la perpetua.. de por vida ahi metidos! ni reinserción ni mierdas, eso no vale para nada los desechos son desechos dentro y fuera de la carcel y que se hace con la mierda? se tira a la basura... pues ale, a tomar por culo; cadena perpetua SI O SI. Por favor que este gobierno actúe y se ponga de acuerdo con todos para que se lleve a cabo, que las carceles españolas segun un reportaje el otro dia, afirmaban rumanos y marroquies: \"son un lujo\"..
    www.cadenaperpetua.info

    ResponderEliminar
  3. Excelente artículo David. Más que iniciar un debate sobre la posibilidad o no de instaurar la cadena perpetúa o una elevación de las penas para determinados delitos, sería conveniente exigir el cumplimiento integro de las mismas, sean o no privativas de libertad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Como anillo al dedo:
    http://blogs.publico.es/manel/files/2009/02/20-febrero-09blog.jpg

    ResponderEliminar
  5. Lo que no se dejan de plantar esta gente( y hay muchos catedraticos de facultades de Derecho, por ejemplo en el Consejo de Redaccion de "El Mundo") es que las penas , si se reforma la constitucion perderian su caracter de reinsercion. En los paises en los que se ha hecho eso, y se han dejado como pura venganza, no se ven grandes resultados : Venezuela, Brasil, Iran, Mexico ;)

    Lo que hay que preguntarse es a quien beneficia el sacar este debate artificial, que no es un tema que , ni de lejos, sea prioritario en la sociedad española.

    Como nota, solo observar el desbarajuste generado en el sistema, con eel aumento de la penalidad. El sistema carcelario esta a reventar, y el judicial, que no se diga...imaginate si todavia le metemos masa carga! Poner cadena Perpetua, o aumentar aun mas las penas, no traeria soluciones y haria que nos parecieramos mas a MArruecos.

    ResponderEliminar
  6. Hace ya tiempo -y no debería sorprendernos- que la opinión pública está dirigida por El Caso. Lo que me preocupa es que nadie haya tenido el coraje de salir a explicar y defender la posición contraria.

    ResponderEliminar
  7. Magnífica reflexión, David....
    Gran parte de la culpa de este "inapropiado" debate lo tienen los medios de comunicación. Esto vende y por eso es una gran noticia que conviene magnificar.
    Antes de debatir sobre cadena perpétua, si o no, yo me preocuparía de perseguir el cumplimiento íntegro de las actuales condenas.

    ResponderEliminar
  8. Ni la cadena perpetua ni la de muerte son soluciones válida en la era moderna y en un estado de derecho.

    Como bien comentáis, es imperdonable que nadie de la cara para explicar públicamente el motivo por el que no existe en nuestro país este tipo de condenas, ni tampoco el por que existe una pena máxima (30/40 años?).

    David, yo a veces pienso lo mismo, parece que estamos en el bando que tiene todas las batallas perdidas, pero al menos somos capaces de hacer entender a la gente con datos nuestra postura y no basándose en puras emociones. Reconforta mucho cuando gracias a ello haces recapacitar a esa gente y se dan cuenta de que las cosas son como son por algún motivo y no por que sí.

    No por ello, las 'personas' (por llamarla de alguna manera) que realizan este tipo de crueles actos, merece mi respeto y compasión (la que ellos no ofrecen a sus víctimas) y por eso debe recaer la justicia sobre ellos.

    ResponderEliminar
  9. La pregunta es: si el Derecho debe ser un reflejo de la sociedad, y la sociedad cada vez camina más hacia atrás, por qué el Derecho no puede hacerlo?. Es decir, entiendo que con la cadena perpetua volveríamos hacia las tinieblas, pero es lo que demandan los tiempos actuales.
    Ir al contrario de la sociedad es separar aún más la brecha entre "pueblo" y "legislador".

    ResponderEliminar
  10. me parece bien, por que asi enseñamos a las personas que cometen este delito a que no vuelvan a infringir y que aqui se debe conocer la ley

    ResponderEliminar
  11. Pues yo, David, estoy totalmente a favor de la perpetua. Entiendo que haya situaciones en las que sea posible una reinserción social, pero suelen ser mínimas.

    A una persona capaz de violar a una mujer (y no hablemos de si es una menor) o matar o hacer daño gratuitamente (hablo de torturar) o cosas de este calibre... no soy un experto ni un filósofo del derecho, pero un pájaro sale a la calle y vuelve a hacerlo con otra persona, vas a tener que explicarme muy bien por qué no se le puso la perpetua y si hay que volverlo a dejar suelto.

    ¿Que la sociedad puede ser la culpable? No lo dudo, pero quien es inocente, tampoco la tiene. Y recordemos que puede que sean víctimas, pero a los que han hecho daño son todavía más víctimas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo, también estoy en el bando de las batallas perdidas. Me ha encantado el artículo, de hecho es tan obvio que asusta que algunos no sean capaces de verlo. Las decisiones y las Leyes se tienen que hacer en frío y pensando en la generalidad de los casos y no en las particularidades. Si rechazamos la posibilidad de la reinserción, sería dar por hecho que todos somos susceptibles de delinquir y por tanto, de ser controlados y se justificaría vivir en un sistema policial que se asemejaría más a una dictadura que a otra cosa.

    ResponderEliminar
  13. Yo también soy de los que están el bando perdedor. Por eso quizá me haya gustado el artículo impreso. La generalidad de la Ley obliga a su cumplimiento a quién la infringe. Ese principio debe tenerse siempre presente.El trabajo de los legisladores es endurecer la Ley, en su caso, y obligar a su extricto cumplimiento.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por las aportaciones.

    El problema es que estamos en un debate en el que no existe aportación científica por una de las partes.

    Es como el debate creación/evolución, los primeros basicamente dicen que es así porque ellos así lo creen, mientras los segundos tratan de llegar a consecuencias lógicas basadas en la observación y la experiencia.

    En este caso no es muy diferente. El problema es que se enfrentan razones contra sentimientos.

    Lo que reclamo es un debate racional, la única manera de leyes más justas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. ¿Por qué una de las partes es científica y la otra no? Entiendo que tengo poco que hacer siendo lego en leyes, pero eso no implica que la opinión de uno sea menos científica por pedir cadena perpetua en casos de violación, secuestro, tortura, asesinato y a saber qué crímenes más. No hablo de quien roba una barra de pan por tener hambre (¿no habéis oído a aquel hombre que le han condenado a un año de cárcel por ello?)

    Por otro lado, si no estáis a favor de las perpetuas, ¿cómo podéis explicar esas penas de miles de años? ¿o sólo son testimoniales?

    Tened en cuenta, por otro lado, que si la gente del pueblo llano demanda la perpetua es porque no confía en las leyes ni en el sistema. No es que se quiera mejorar las legislaciones o enseñar nada a nadie. Simplemente, es sacar esa escoria de la circulación porque, insisto, si saliera a la calle y lo volviera a hacer ¿quén sería el culpable?

    Salud!

    ResponderEliminar
  16. A mi me parece que hay que obtener un nuevo criterio de valoración de la vida humana. Cuando valoro el planeta en el que estamos, todos, solo puedo llegar a la conclusión de que estamos en un planeta terrorifico; el terror es moneda de cambio. La vida, el hecho de estar vivo no es valorado como se deviera. Por eso las matanzas son una realidad, lo mismo que el hambre, la explotación, etc., etc.,.

    De manera que como sea que el hecho de estar vivio no se valora; no se tiene en cuenta, cuando se produce un acto delictivo que implica la perdida de una vida, el sistema adoptado dice que el asesino( no me refiero al homicio imprudente y similares), ese que mata dolosamente, debe de pagar con un tiempo de carcel y con ello redime su culpa.
    Eso, a mi modo de ver, no es justo.

    Si le quitan dolosamente la vida a una persona el asesino debe morir. Así de simple. Que duda cabe que me estoy defiriendo al asesino sin enfermedad psiquica que simplemente mata; que mata porque sí. Conozco todas las posibilidades defensivas y excusas de toda índole para que, al final, el resultado sea que uno pierde la vida a manos de otro y el que mata ni la pierde.
    Que si se trata de una persona ilculta; que si se trata de que en ese momento se encontraba perturbado pero no se aporta una prueba efectiva; que su situación economica; que si su infancia fue de tal manera.

    La realidad de las estadisticas nos dice que quien mata no muere y a quien muere no se le hace justicia.

    La politica de poner la otra mejilla es una sencilla estafa vital. El dolorido padre queda impotente ante la muerte del hijo; la sociedad prohibe obtener una satisfacción que compense el daño causado. Si atenta contra el criminal será igualmente juzgado. Esto no deja de ser un negocio macabro en el que en cierta medida se aplaude la acción criminal. Nadie puede negar que quien pierde es el muerto y quien le quito la vida paga, no con la suya, sino con un tiempo que la sociedad lo recluye en una prisión en concepto de expiación cristiana de la culpa. La prisión durante un tiempo hace que la sociedad "perdone" ese acto.

    asi que hoy por hoy, el asesinato es un gran negocio justificado, no por la sociedad, sino por quienes hacen las leyes supestamente en nombre de la sociedad. Gente que asu vez son tambien unos asesinos, que van por el mundo predicando la paz y al mismo tiempo fabrican las armas necesarias para que la muerte no deje de ser un elemento de terror que aquiete a la masa.

    Si a mi me matan un hijo el asesino puede darse ya por muerto, sociedad mediante o sin mediar.

    ResponderEliminar
  17. Hoy he oido de pasada algo sobre una mujer iraní, creo que ahora vive en España, parece ser que fué agredida por su ex-novio o ex-marido con ácido con resultado de graves quemaduras en la cara y perdida de los dos ojos. Pero la noticia no era esa sino la concesión a la mujer de llevar a cabo la ley del talión, vigente en su país, es decir tiene derecho legal a arrojar ácido sobre su agresor y quemarle un ojo, ella es mujer y vale la mitad que un hombre por eso solo un ojo. La he oido clamar su derecho y su deseo de hacerlo efectivo, con la ayuda de un tercero, ya que está ciega, a quien decía envidiar porque desearia hacerlo con sus propias manos. No estoy en absoluto juzgando a esta mujer ni sus sentimientos que me han tocado terriblemente, pero ¿que sienten ante una cosa del género los que abogan por la justicia entendida como venganza?. No se de legislaciones, pero creo que efectivamente los principios éticos y de conducta y los valores humanos deberian de ser la pauta cuando sopesamos estas cosas. Por supuesto que te hierve la sangre con informaciones sobre asesinatos, violaciones y violencias horribles e innecesarias ¿pero paró la ley del talión al agresor de esta mujer? ¿que se esconde realmente bajo la idea de venganza? y otra pregunta ¿porque no nos hierve la sangre y exigimos responsabilidades cuando la noticia sobre muertos inocentes o violados o secuestrados o torturados nos llega desde un pais que nos parece demasiado lejano?, ¿pensamos como seres humanos o como españoles identificados con un color, un periódico, una emisora de radio, un club deportivo...?¿ somos votantes y pensadores responsables o hinchas de un partido político?

    ResponderEliminar
  18. En efecto la cara de esa pobre mujer es todo un poema. Al ajecutor de tal acto, cuando lo realiza, no le asusta nada, se atreve a todo. Por eso debe asumir despues las coonsecuencias de su acto. La ley del talión es justisima para estas cosas. Ahora se dice que la constitucion no admite siuiera la cadena perpetua porque el fin de la penas es la reavilitación del reo. Jemejante tomadura de pelo no puede provenir más que de asesinos natos. La rehabilitación rel reo de asesinato se produce inmediatamente después de que le corten la cabeza.
    Osea que para el terrorista que mata 20,30,40, 100? personas la intención de la sociedad es su rehabilitación. Esto es cojonudo amigos, de verdad. Hebilitemoslo y como no hay cadena perpetua que salga a los 10 años y despues una vez rehabilitado nos ponemos en manos de la suerte. Otra genialidad.
    El beaterio diabolico está aquí presente. En efecto la señora iraní se va a quedar asi de ancha cuando deje caer el mismo tipo de acido que aella le rociaron y a buen seguro que despues de eso considerará perdonar a quien la dejó ciega de por vida. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Muy buen artículo.

    Creo que abanderar la lucha de la defensa de la cadena perpetua por parte de familiares de víctimas no es objetivo y puede influir en nuestros ánimos, pero nunca debe influir en los del legislador que como bien has dicho debe basar los artículos de CP en los principios que inspiraron nuestro orden constitucional.

    Pero por contra también creo que si entre los objetivos de nuestra ley penal actual es fundamental la reinserción del delincuente, pienso firmemente que hay sujetos que no son reinsertables en la sociedad: hablamos de pederastas, violadores, asesinos . Tal vez pensarás que soy pesimista pero no se trata de eso, sencillamente creo que estos sujetos tienen unos valores diferentes a los de un sujeto "normal" digamos y entonces en esos casos ¿ qué debe hacer el juez ? ¿condenar por ejemplo a un pederasta a 8 años sabiendo que tras ocho años su "gusto" por los niños/niñas seguirá latente o peor tras su internamiento?

    Algo falla en nuestro sistema y nuestro CP es bienintencionado pero a mi parecer "blando" e incoherente en determinados temas.

    ResponderEliminar
  20. El debate sobre la cadena perpetua se tendría que plantear no solamente a partir de los ejemplos con otros paises sino a la condición de crueldad humana.No solamente juzgar a los delitos sino a la persona detras de las actos para diferenciar a las personas en los actos.La natureleza cruel de cada persona es un factor a veces puede ser irreversible y estudiar esa natureleza sería importante para comprender más y actuar en efecto.

    ResponderEliminar
  21. no tengo mucha informacion sobre el tema, pues apenas lo he estudiado de un tiempo para aca, de igual forma siento q aun no puedo tomar una postura sin conocer gran parte de la informacion, de todos modos, a mi parecer es que donde se cumplieran las centencias penales, correctamente, donde no hubiera tanta impunidad no habria necesidad de una cadena perpetua, y es que no hya una verdadera politica criminal, hya tantos indices de impunidada y falta de operancia tanto de la fiscalia como del ente investigador.

    es una opcion facilista tratar de meter de porvida al criminal, puesto que la cadena perpetua lo encierra a el mas no al crimen.
    la reacción inicial es creer que el problema se resuelve matando al asesino o encerrándolo de por vida.

    por experiencia el aumento de las penas no nos garantiza la dimnucion del delito.

    ResponderEliminar
  22. Acabo de escribir sobre lo mismo, de una forma bastante más modesta, pero opino exáctamente igual que tu.
    Gracias, necesitaba leer algo así para reafirmar mi postura ante el muro que se está levantando, un muro sordo y ciego, que sólo parece saber escuchar los llantos de las víctimas, y no a su propio sentido común. La verdad es que la situación que se está creando me da incluso miedo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. mi opinion sobre este tema esque hablan mucho de que van a hacer que van a cumplir normas y luegoo no hacen nada

    ResponderEliminar
  24. deveriann escuchar la opinion de todo el mundoooo pero con un poqitoo de sentido como por que se ve que en este pais falta mucho de esoooo

    ResponderEliminar
  25. yo opino que este debate es lo maximo!!!! jajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  26. David, me gusta tu artículo y comprendo los argumentos que expones. Pero son los mismos que me enseñaron en la carrera de derecho hace más de veinte años y yo no veo que el sistema penal-penitenciario funcione satisfactoriamente. Estoy de acuerdo con que el debate sea racional y científico, ¡pero que haya debate! Hasta ahora veo un bando que pide cadena perpetua y otro que no quiere que cambie nada, que no quiere debatir y que parece contento con como funcionan las cosas. Pues yo, ni una cosa ni la otra. ¿Has sido alguna vez víctima de un delito y has tenido que someterte al iter comisaria-juzgados? No es una experiencia que recomiende a nadie. Las victimas tienen motivos para estar descontentas con el sistema,. Muchos. No son profesionales del derecho y tal vez no expresen su insatisfacción de forma cientifica y razonada sino como un desahogo. Pero están ahí y no debemos callarles la boca y seguir como si nada

    ResponderEliminar
  27. Tu aportación es magistral. No solo en lo que refiere al contenido sino también en la forma, en la estructura del discurso.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar