Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Poniéndonos medallas. La FAP y el Copyleft en la escuela judicial

Según se lee aquí, la FAP ha impuesto unas medallas a la Policía Nacional por su labor pionera en la lucha contra la piratería en internet.

Está muy bien lo de que una institución de este tipo otorgue medallas a funcionarios públicos por hacer su trabajo, incluso cuando dirigen su trabajo contra personas que no comenten ningún tipo de delito, como se puede ver aquí. Y que incluso abre la vía a exigir indemnizaciones que vamos a pagar todos en el caso de que se concedan a los responsables de esos sitios web.

Pero no quería hablar de eso, sino de las "medallas" que algunos se ponen y como se consiguen, en este caso la propia FAP.

Si revisamos la memoria de actividades de la FAP (pdf) del años 2006, en la página 48 pueden verse algunas de las actividades realizadas por esta institución en la formación de policías, jueces y fiscales en su mayoría.

Lógicamente esto se recoge en la memoria de esta institución como una "medalla", como un "tanto" a apuntarse frente a sus socios de cuanto hace por la protección de la propiedad intelectual.

Sin embargo voy a contar como se desarrollo uno de los dos cursos para jueces que se dieron en la Escuela Judicial de Barcelona y en los que según la FAP participó. Así al menos compartimos el mérito.

Todo viene por personas dentro del colectivo "Compartir Es Bueno", entre otras la regresada Teresa Malina, que contactó conmigo para ofrecer la posibilidad de llevar otra visión de la propiedad intelectual a los jueces. Así que tanto mérito tiene Compartir es Bueno como la FAP.

El año anterior la información proporcionada había sido tan tendenciosa que se provocó el enfado de parte del alumnado. A los jueces los instruían miembros de la industria discográfica y de las entidades de gestión, básicamente.

Y por ello se decidió contactar con otra gente que expusiese el tema desde una perspectiva más neutral o ajustada a derecho. Como digo estos contactos se canalizaron, por azares del destino, a través de Compartir es Bueno.

La propuesta que yo recibí era la siguiente:

Una mesa redonda con un magistrado del Tribunal Supremo, un miembro de una entidad de gestión y yo. Con 30 minutos por intervención y un turno de debate con los alumnos.

Durante la preparación de los materiales que se me pidieron para la Escuela (entre otros escritos y sentencias sobre copyleft, el libro de David Bravo, la guía copyleft, etc.) y que se pusieron a disposición de la misma, me comentaron los problemas de organización que estaban teniendo por que nadie respondía a sus llamamientos y por el momento sólo estaba confirmada mi presencia.

Hablé con los responsables y les indiqué que por mi no había inconveniente y que en vista de como se desarrollaba todo me comprometía a preparar una intervención de una hora aproximadamente así como materiales suficientes analizando todo el problema penal de la propiedad intelectual.

Así lo hice sin que nadie de la Escuela Judicial me indicase un cambio en los planes.

Por otras vías, mientras tanto, me había llegado la noticia de presiones para que no se celebrase curso de formación a los jueces ese año.

Sea como fuere, remití los materiales pedidos así como un texto de unas 40 páginas de elaboración propia que serviría como guía para los jueces en la exposición. (El mismo texto que remití a Ender de Halón Disparado para cuando se celebró la formación de los fiscales por si le era útil)

Mi intervención estaba prevista para las 15:30 horas y como el avión desde Logroño llegaba pronto por la mañana me dirigí al hotel y a la Escuela Judicial donde pude visitar sus instalaciones.

Los que conozcan la zona del Tibidabo sabrán de la espectacularidad del sitio y las vistas sobre Barcelona. Pues muy cerca de allí se encuentra la Escuela.

Los profesores responsables de la actividad, gente realmente encantadora, me estuvieron comentando las labores que desarrollan allí, así como algunas opiniones sobre el enfoque a dar para una mejor comprensión de los alumnos, etc. Total, que decidí comer con ellos en la propia Escuela pues el ambiente era bueno y así se evitaban riesgos de llegar tarde.

Tras comer estuvimos hablando un rato con alumnos y otros profesores sobre la materia en cuestión.

A eso de las 15:20, cuando yo estaba a punto de entrar en el aula para preparar todo, se presentan 2 personas indicando que venían a impartir el seminario de propiedad intelectual de parte de la FAP.

Sin ninguna otra información previa, no sólo a mi, sino a los responsables del curso, esta gente se presentó con la intención de impartir el curso, diez minutos antes de su inicio y sin aportar ningún tipo de materiales para los jueces.

Lógicamente esto chocaba con la preparación que traía de casa y para la que estaba preparado y consideré incluso el negarme a participar cuando la gente del curso me pidió que recortase mi tiempo para dejarles hablar a ellos. Sin embargo entendí la oportunidad, no sólo para mí, sino para mucha otra gente y decidí seguir adelante.

Pero el enfado evidente de los responsables tuvo consecuencias.

El aula en el que estaba todo preparado se distribuyó de la siguiente manera, los jueces frente a mi, las dos personas de la FAP en un lateral al mismo nivel que los alumnos y yo en la tarima en el lugar del profesor.

Se acordó que yo expondría mi parte, aunque dejando algo de tiempo para que la FAP pudiese exponer alguna idea, en unos 10 minutos y luego iniciar el debate con los alumnos.

Como no quería dejarme las cosas importantes procuré hablar deprisa de la parte general y exponer lo máximo posible, así como incidir en el tema de las descargas P2P, los elinks, las sentencias del top manta de Barcelona, el ánimo de lucro, etc. Curiosamente las tesis que defendí en la Escuela están siendo las que están siguiendo los tribunales ultimamente, no porque sean los mismos jueces, pero siempre reconforta ver que lo que a uno le enseñaron en la facultad tiene sentido.

Al parecer, dado que no había dicho las "burradas" que los de la FAP se esperaban, se limitaron en su tiempo a exponer un concepto de ánimo de lucro muy extensivo.

En el turno de preguntas, y ante algunas respuestas un poco extrañas por su parte a los jueces les pregunté si uno de esos jueces dejaba un cd de música a otro estaba cometiendo un delito, a lo que respondieron que . Con lo que el cachondeo se apoderó de los jueces que siguieron dándoles un poco de "caña".

La sensación que me llevé es de que ya no les resulta tan sencillo defender sus argumentos ante gente tan bien formada como los nuevos jueces.

Las críticas que recibí con posterioridad fueron buenas. Sin embargo este año no se ha contactado conmigo para repetir, no sé si porque no se han vuelto a organizar o porque se han buscado a otras personas.

Sea como fuere simplemente quería dejar constancia que si la FAP se apunta un tanto por haber impartido y/o participado en un seminario en la Escuela Judicial, también otros se lo pueden apuntar. Además, siendo su participación la que he relatado no creo que pueda presumirse de la misma.

Lo cuento publicamente, aunque muchos amigos y conocidos saben lo que sucedió en su día, ahora que he conocido los hechos de las medallas y el informe de la FAP, y porque cuando acudí este sitio no entraba en mis planes y me ha parecido justo aclararlo.

5 comentarios:

  1. Y que mejores medallas que los muchos usuarios anónimos que pasan por tu web y disfrutan de tus comentarios!

    ¿quizá se tenga que crear algun premio para las mejores prácticas en materia de copyleft? Seguro que tendría repercusión y contrarestarían sus mínimos esfuerzos y la gran repercusión que consiguen!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo de la medalla es vergonzoso, pura fachada, más marketing que de otra cosa.

    Como dice Jorge, yo me quedaría con la satisfacción de los lectores de tu página y la de los asistentes a tus ponencias, sobretodo tú, que tienes una muy buena reputación en Internet ;-), no como otros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Jaja, como se nota qeu estamos entre colegas...

    Muchas gracias por tan amables palabras, de verdad.

    Si realmente la "medalla" no es para mí, sino para CEB que fueron quienes la hicieron posible con su trabajo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una consulta David Maeztu si yo te robo 20 Euros y a otra persona le robo otros 10 Euros, más otros 5 Euros a alguien más, y lo hago día por medio, y el producido de los robos lo destino a gastos para una subsistencia básica. la pregunta es : ¿ Estoy incurriendo en delito ó por el contrario solo hago uso de mi Libertad como ciudadano para robarte ?.
    ¿ Que diferencia hay con alguien que roba CD de música ó software en el Top manta ?
    ¿ Ya que compartir es bueno, por que tu no quieres compartir tu esfuerzo conmigo ?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, todo eso está regulado, los delitos más graves pueden verse atenuados en el caso de estado de necesidad.

    No es ejercicio de una libertad, sino una situación completamente distinta.

    No existe libertad para atacar el patrimonio ajeno.

    Creo que es evidente que comparto mi esfuerzo contigo y con mucha otra gente, a través de este sitio, al menos yo así lo siento.

    ResponderEliminar