Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

martes, 25 de septiembre de 2007

Demandan a Creative Commons.

Leo con curiosidad que una familia de Texas (USA) ha presentado una demanda contra Virgin Mobile Australia y contra Creative Commons.

El asunto se inicia con una imagen que un señor hace de una chica haciendo con la mano la "V" de victoria o el símbolo de la paz, según se mire...

Este señor la sube a Flickr y le pone una licencia que permite el uso comercial de la misma.

Virgin Mobile de Australia decide utilizar la imagen en una campaña de publicidad respetando las condiciones de la licencia.

Hasta aquí todo normal, todo parece correcto.

Sin embargo a los padres de la chica les sienta muy mal que se haya usado la imagen de su hija por una compañía con mucho dinero sin haber sacado un dolar, así que deciden demandar a la compañía para rascar algo de pasta.

Logicamente el fundamento de la demanda es que este uso ha dañado a la niña y ahora cualquiera puede verla por Google. Impactantes declaraciones de un familiar, el hermano:

"Es denigrante, un montón de sus amigos de la iglesia la han visto".

La familia acusa a Virgin y a Creative Commons de violar la privacidad de la niña, de 16 años.

Ya expuse que el derecho a la intimidad y a la propia imagen es un derecho reconocido en casi todo el mundo civilizado, también logicamente en USA.

Para la toma de la imagen de una persona, siendo esta el objeto de la imagen (no que aparezca relacionada con una noticia) es necesario su consentimiento, pero mucho más si se va a realizar una comunicación pública de la imagen en internet, algo que en mi opinión requiere un consentimiento diferente. Un ejemplo:

Estando de fiesta, todos, alguna vez, hemos hecho algo de lo que con el paso del tiempo no nos sentimos orgullosos y también algún amigo conserva una foto de ese momento. Esa foto se hace con consentimiento para reirnos en las cenas en casa de los amigos, reuniones, etc., cuando recordamos viejos tiempos. Pero hacer públicas esas fotos es una cuestión completamente diferente que debería contar con el permiso del retratado, aunque no necesariamente por escrito, si al menos que este sepa que las imagenes se van a poner en internet.

Este parece ser el caso, la chica posa para la foto, pero tal vez, solo tal vez, no deseaba salir en internet y ese es el error del fotógrafo.

A partir de ahí, el fotógrafo dice que no entendió lo que significaba la licencia que ponía en Flickr y por eso la demanda a Creative Commons (pdf) por los daños causados a la niña y al fotógrafo.

El fotógrafo alega que Creative Commons falló en educarle y prevenirle adecuadamente del significado de uso comercial y de las ramificaciones y efectos de poner una licencia que permite ese uso

En este punto la demanda podría ampliarse al sistema educativo estadounidense por que logicamente ha fallado con este hombre y su comprensión de las palabras, ya puestos.

Sinceramente, es una demanda absurda, que no implica nada respecto de Creative Commons.

Pero, ¿quien violó la privacidad de la pequeña? En cualquier caso el fotógrafo ya que debió contar con el consentimiento de la menor a través de sus padres.

Virgin se ajustó a los términos de la licencia y, definitivamente, Creative Commons no es la escuela, ofrece una herramienta para el que la quiera leer y usar.

Pero claro al fotógrafo era el "youth consellor" de la niña y no era cuestión de demandarle a él.

Aunque el tema es absurdo, no está demás seguir las reflexiones de Lessig al respecto, pues siempre hay que cosas que mejorar.

Vamos, que como diría ese gran filósofo del siglo I a.c., llamado Obelix: "Están locos estos romanos..."

2 comentarios:

  1. Hola.

    Te voy leyendo de vez en cuando y hoy me animo a comentar.

    Cuando dices:

    Para la toma de la imagen de una persona, siendo esta el objeto de la imagen (no que aparezca relacionada con una noticia) es necesario su consentimiento

    Me has hecho recordar a la niña que se parecía a aquella que raptaron (McCann). Su fotografía salió en Internet, periódicos y TV. Ahora se podría argumentar que a esta familia (la de la niña que se le parecía) nadie le pidió permiso para publicar esa foto. Todos los medios serían denunciables. Al fin y al cabo, es la policía quien tendría que haber visto esas fotos y no todo el mundo, ¿no?

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Hola:

    En ese caso se interpreta amparada la difusión de la imagen por el derecho a la libertad de información.

    De cualquier manera, la imagen tomada por la turista española lo fue en un contexto de turismo y fotografía del paisaje, según lo que comentó en algún programa.

    Posteriormente, en mi opinión debería haberla entregado a la policia para que invetigase, pero supongo que sacó algo de dinero por la foto por darsela a los medios, no lo se. Tamposo sé si se la dio primero a la policia.

    En cualquier caso los medios informaron de esa imagen y de esa niña y no creo que haya espacio para una demanda contra nadie.

    En este caso el derecho a la propia imagen debe ceder frente a la noticia, pues en un primer momento parecía la desaparecida.

    Otra cosa es cuestionar porque los medios sacaron la foto antes de irse a Marruecos a comprobar los hechos, pero ese es otro tema...

    Un saludo y gracias.
    Espero que sigas comentando. ;)

    ResponderEliminar