Contacto

Para consultas jurídicas "david @ abanlex.com"

jueves, 21 de junio de 2007

Por pedir que no quede ¿Actores o autores?

Por pedir que no quede, pero eso de informar….

Disculpen la broma, pero vamos a explicar una cosa que ha sucedido recientemente, para que se entienda.

Los actores están enfadados, quieren ser considerados creadores, como dice Pilar Bardem, presidenta de AISGE, quieren "un tratamiento digno" dentro de la normativa y, pese a sí estar de acuerdo con el futuro texto, reivindican que éste se amplíe.

“Los actores confían en que la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, escuche sus peticiones y recoja su reivindicación para que la Ley del Cine les reconozca como creadores.”

Según dicen sus reivindicaciones son "más morales que económicas".

Pudiera parecer, a los ojos no acostumbrados, que el Gobierno está humillando de alguna manera a un colectivo tan respetable, limitándole un reconocimiento justo y merecido.

Los autores confunden el lenguaje de la calle con el de la Ley y seguramente por eso no se dan cuenta de que lo que piden no tiene sentido y realmente su petición es más económica que moral.

¿O si son plenamente conscientes de lo que supone su petición? Hagan sus apuestas…

La LPI establece que en las producciones cinematográficas se consideran autores (Artículo 87) el director-realizador, los autores del argumento, la adaptación y los del guión o los diálogos y los autores de las composiciones musicales, con o sin letra, creadas especialmente para esta obra.

Y la LPI como creadores les otorga una serie de derechos, especialmente económicos.

Pero, ¿y los actores? ¿Nadie va a pensar en los actores?

Pues sí. La LPI, artículos 105 y siguientes, les concede una serie de derechos, algunos de ellos irrenunciables (Artículo 108).

Es decir el actor ya tiene un marco regulatorio específico y que le permite recibir cantidades adicionales a las que le pagan el productor de la película y que vienen de televisiones, etc.

Vamos, que cada vez que alguien ve una serie de televisión se genera un derecho a favor de los autores de la misma.

El problema es que se sienten fuertes y piden no sólo los derechos que como actores les corresponde, sino también repartirse la tarta como autores y los derechos reconocidos a estos.

Pero además lo piden sin importar si aportan o no algo a la obra, solo por el hecho de ser actor, lo cual es profundamente injusto.

Si un actor aporta, en menor medida que el director, el guionista u otro en la película, pero su aportación es de la misma naturaleza, es creadora de la obra ya podrá exigir su reconocimiento como autor, pero estos lo que quieren es que esa asimilación (actor-autor) sea directa y a cobrar.

Desconozco el texto íntegro de la propuesta, en su web nada se dice de la misma y la búsqueda ha sido infructuosa, pero estoy seguro que no piden no ser considerados como intérpretes y ser sólo autores.

Claro, eso sería una propuesta más moral que económica…

El problema es que lo “venden” como un problema moral, de reconocimiento a su trabajo, tergiversando el lenguaje y tratando de conseguir unos privilegios que no les corresponden.

Pero sus reivindicaciones, aunque lo nieguen o lo desconozcan, tienen un trasfondo económico, y ahí está la ley para comprobarlo.

Ya no nos podemos fiar de nadie...

3 comentarios:

  1. Creo que los actores han visto que la presión de los directores de fotografía ha dado sus frutos (la Ley del Cine les reconoce el estatus de "autores" junto con los directores, guionistas y compositores musicales) y han dicho ¿por qué no nosotros?

    De hecho, la reivindicación de "creación" más allá de "interpretación" de los cantantes es otro viejo caballo de batalla, llevan años intentando que sus interpretaciones sean reconocidas como originales para poder impedir, por ejemplo, que otro artista interprete su obra de manera idéntica a la suya (recurso muy utilizado en publicidad), algo que, por cierto, se ha conseguido en EE.UU. de forma parcial por medio del derecho a la propia imagen (hay varios casos de Tom Wait en este sentido).

    Se ha comentado este tema en mi blog (http://www.interiuris.com/blog/?p=340#comments) y veo que a todos los que nos dedicamos a esto nos resulta un poco ridícula esta reivindicación.

    Como bien dices, por pedir que no quede...

    ResponderEliminar
  2. Lamento no haber visto el comentario en tu blog, por no repetir argumentos.

    Interesante el apunte de las canciones.

    Como defensor del derecho de autor frente a la propiedad intelectual, me parece que hay demasiado listo al qeu se le conceden derechos que no les corresponden.

    Los actores cobran en base a un nivel no necesitan más protección, pero claro como tenemos que cobrar favores políticos, pues eso, por pedir que no quede.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que las productoras y el que las subvencione necesitan lanzar productos al mercado sin importar la calidad o moralidad del producto,solo vuscando un exito traducido a mas remuneracion mas mas subvencion y vuelta a empezar.ellos abaratan gastos como cualquier empresario.pero tambien creo que el actor es parte del proceso creativo desde el momento que le dan un papel en una obra el actor crea el personaje,recapitulando toda la informacion que le dan el resto de creadores de la obra y entre guionista,director,etc..... el imbestiga minuciosamente detalles que son los que dan la vida al personaje a traves de su interpretacion,y entre todo un equipo se da vida a la pelicula.conclusion:pelicula mejor o peor,pero con una repercusion clara para todo el equipo entre ellos el actor siendo parte de una sinfonia de elementos de decorado,iluminacion,etc...que son parte importante de la imagen de la pelicula.
    un saludo.

    ResponderEliminar