viernes, 16 de marzo de 2007

La Biblioteca Nacional y el Dominio Público

Me deja intrigado el reproche que hace D. José Antonio Millán y su denuncia del abuso que una institución como la Biblioteca Nacional de España, dirigida por la escritora Rosa Regás, hace del Dominio Público.

La Biblioteca Nacional debería ser la primera institución de este país en controlar qué obras pasan al Dominio Público y ponerlas en libertad a través de internet, pero sin ningún tipo de atribución de derechos. Pero, ¿que derechos se atribuye la Biblioteca al poner un "Todos los derechos reservados" sobre las obras en Dominio Público que hace accesibles a través de internet?

Parece claro que no se les puede considerar editores, así que las únicas vías para el reconocimiento de algún derecho serían bien la consideración como base de datos, que estaría protegida pero en nada limita la reproducción de las obras pues el objeto del derecho es otro diferente, o bien alguna interpretación del artículo 129 sobre las ediciones de obras no protegidas, pero se parte de la base de que estas si lo han estado.

Así que espero gustoso que la biblioteca conteste a D. José Antonio Millán a que se refiere cuando se atribuye un "todos los derechos reservados" en la esperanza-seguridad de que se refiera unicamente a los derechos como base de datos y nada más, permitiendo la libre distribución de esas obras sin ningún tipo de cortapisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada